La clave para superar los problemas económicos en la República Dominicana

     La clave para superar los problemas económicos está al alcance de cada dominicano, — Literalmente a su alcance. La primera intervención militar por los Estados Unidos de América, en 1916, dejó la actitud de que bienes de aquel país sean superiores de bienes dominicanos.

     Entre el supermercado y vea el problema: Muchísimas marcas importadas, y pocas marcas dominicanas. Pero, no culpe al gobierno. El estado no puede prohibir la importación de bienes, porque los otros países prohibirían la importación de bienes dominicanos. No culpe al supermercado tampoco. Ellos ofrecen las marcas importadas que los clientes no se vayan al otro supermercado. Tiene que ser la voluntad del consumidor. La solución está a su alcance. Escoja la marca dominicana, siempre que la calidad sea igual o mejor, y el precio sea igual o mejor. 

     Comprar las marcas importadas es menospreciar el peso dominicano. La tienda cobra pesos, y los cambia por dólares para mandar el dinero al otro país. Comprar las marcas dominicanas es reciclar dinero dominicano. La tienda paga en pesos, y la fábrica tiene que emplear a más dominicanos para producir los bienes. Duplicar la producción no duplica los costos, y con economías de escala, la fábrica puede ofrecer un precio más bajo a los consumidores dominicanos, y un precio más competitivo al mercado mundial. Ya puede alzar sus ventas aún más. 


     El 25 de septiembre de 2018, Robin Bernstein, embajadora estadounidense a la República Dominicana anunció la donación de siete camiones recolectores de basura. Otros países pueden aprovechar limosnas, un camion aquí, varios chelitos allá, pero Embajadora Bernstein no puede decir, “Hay que enseñar a los dominicanos que no compren las marcas estadounidenses, sino las marcas dominicanas.” Además, la independencia pura y simple exige la prosperidad, la independencia económica. No dependamos de limosnas.


     Mire lo que sucede en la zona fronteriza. Agentes policiales, aduanales, y soldados del ejército luchan contra la importación de ajo, para proteger los productores dominicanos, productores que, sin esa protección, podrían cultivar otras cosas. ¿Que vale esta protección si usted no compra las marcas dominicanas de otros bienes? Ellos que agitan por medidas de protección...¿ellos compran las marcas dominicanas?

     Es verdad, comprar los bienes dominicanos también pone más rico al dueño de la fábrica, pero también invita el establecimiento de otras fábricas en suelo dominicano, y con eso, más competencia.

El papel del consumidor

     El consumidor debe escoger las marcas dominicanas cuando puedan, siempre que el precio y la calidad sean igual o mejor que las marcas importadas. El precio más bajo no indica necesariamente calidad inferior, sino salarios más bajos en las fábricas, y evitar el costo del buque.

     Mire las marcas dominicanas de maíz, que se vende también en el exterior. Primero, hay que llenar los contenedores con latas de maíz, colocar los contenedores en el buque, mandar el buque hacía los Estados Unidos, descargar el buque, y llenarlo de contenedores llenos de latas de maíz estadounidense. Comer otra marca de maíz para variar la dieta...¿Eso es variar la dieta, comiendo maíz de otra marca? Eso es derrochar dinero, derrochar combustible, produciendo nada. Sigue exportando maíz dominicano y no compre la marca importada, eso es sensatez.

     También, como cliente de supermercado, debe peticionar a la gerencia que coloquen al lado del precio el símbolo dominicano, que los clientes puedan identificar esas marcas más facilmente. Este paso, colocar el símbolo quisqueyano, hecho por todas las cadenas de supermercado, puede duplicar las ventas de esas marcas.

El papel del dominicano en el exterior

     Los dominicanos en el exterior, mandando remesas, deben exigir que el destinatario comprometa que comprará las marcas dominicanas con ese dinero, siempre que la calidad y el precio sean iguales o mejores que las marcas importadas.

El papel de los supermercados y otras tiendas

     Los supermercados deben colocar al lado del precio de bienes dominicanos el símbolo dominicano. También, deben colocar al lado del precio de bienes haitianos el símbolo haitiano. A veces, si la calidad sea igual o mejor, y el precio también, los consumidores compran estas marcas, que los haitianos no tengan que cruzar la frontera para buscar empleos. Déjalos encontrar empleos en suelo haitiano, donde hay sus familias, donde se habla Kreyól, donde puedan practicar las costumbres y la cultura de Haití. Somos hijos del mismo Dios. 

     Cuando ponga en especial una marca importada, ofrece un descuento similar a una marca dominicana, si lo hay.

     Una cadena colocando el símbolo dominicano gana así la lealtad de dominicanos patrióticos, alzando sus ventas. Si las otras cadenas se ponen celosas y siguen ese modelo, no se preocupe: Una marea subiendo alza todos los buques.

     Además, las cadenas de supermercado deben operar laboratorios para evaluar la calidad de las marcas dominicanas, publicando esas evaluaciones en sus sitios en el internet. ¿Porqué? Mire al consumidor en el pasillo del otro supermercado, contemplando una marca dominicana. Este consumidor busca en su tableta información sobre esa marca, y encuentra la evaluación en su sitio, donde tambien hay publicidad sobre sus especiales. 

     Mire el precio de pañales, sobre la vida de un bebé. En Supermercado Trebol, encontré una marca producida en Dominicana, pero no sé nada sobre la calidad, y sin evaluación, no puedo hacer una recomendación. Mire la cantidad de pesos cambiados en otras monedas para comprar pañales importados.

     Si patrocina una evaluación por un laboratorio independiente, obtenga un contrato en que su compañía obtenga los derechos del autor, y el laboratorio, en su página web, pone un enlace a la evaluación. Colabore con las otras cadenas para evitar duplicación, en que se evaluan la marca de jabón para fregar tres veces, sin evaluar la marca de jabón para lavar ropa.

     Evaluaciones probablemente van a motivar operadores de páginas internet a operar índices de evaluaciones, y por esos el consumidor en el otro supermercado podrá encontrar las evaluaciones en su sitio.

El papel de los colmados

     Los dueños de colmados deben escoger las marcas dominicanas para ofrecer a sus clientes, siempre que la calidad sea igual o mejor, y el precio también. Además, hay que considerar los bienes haitianos, que haya trabajos en Haití para ellos, y que ellos no tengan que cruzar la frontera buscando trabajos.

El papel del productor

     Los productores deben exhortar que las tiendas coloquen al lado del precio de los bienes dominicanos el símbolo dominicano, que los clientes puedan identificar estas marcas más fácilmente. Así, su fábrica puede vender más. Diga a sus empleados que lean el papel del consumidor, arriba.

El papel del estado

     El papel del estado es proteger los derechos de personas en territorio nacional. Identificar bienes importados como bienes dominicanos es un truco, es fraude, y el estado debe procesar a ellos que cometen fraude. No es el papel del gobierno involucrarse en las decisiones de ciudadanos en un mercado libre.

El papel del inversionista

     Plaza Lama y otras tiendas venden neveras, estufas y otros electrodomésticos, pero no ofrecen la marca Nedoca. Se dice que la calidad sea inferior. Yo no sé. Pero, modernizar la fábrica no es el papel del estado, porque la fábrica es propiedad privada. Tampoco es el papel de los bancos, porque hay riesgo. Ellos tienen la responsabilidad de proteger el dinero del cliente, y modernizar una fábrica lleva demasiado riesgo. Se puede gastar tanto dinero, aún con contratos garantizando que Plaza Lama ofrezca esa marca, pero los consumidores no la compra, y el dinero invertido está perdido. Esto es el papel del inversionista, que puede beneficiar en el caso de éxito y perder en el caso de fracaso.

El papel de todos

     Hay que hacer lo que pueda. Diga a sus hijos que hagan sus tareas escolares, para tener oportunidades en el futuro. No derroche su dinero en la banca, ni en la lotería, ni comprando cigarillos y bebidas alcoholicas. En la banca, las probabilidades siempre favorecen la banca. Si Ud. depende de remesas, caridad o bienestar, no tiene dinero extra para esas cosas. Rompe su dependencia, trabajando, analisando sus oportunidades y opciones. Mire su vida como el tablero de ajedrez: Tiene tiempo limitado, materiales limitados y siempre hay desafios. Ahorre su dinero para tener una reserva y para su jubilación.

Atte.,

Tom Alciere

Persona inteligente